Cual es la Temperatura del agua del baño para un bebé recién nacido perfecta

¿Cual es la temperatura ideal del agua para el baño de un bebé recién nacido?. A lo largo del artículo abordamos esta cuestión en profundidad además de más detalles importantes que debes saber.

El nacimiento de un bebé, representa uno de los acontecimientos más bonitos de la vida humana. Y por ello, en tanto se trata de una criatura indefensa y dependiente de sus padres, exige enormes cuidados.

Uno de los aspectos más importantes y que permite que los padres estén en calma es el hecho de que su temperatura se encuentra en completamente estable.

Por eso, resulta necesario tener precaución con la temperatura del agua del baño para el bebé.

El utilizar agua demasiado fría puede afectarlo de la misma manera que si se utiliza agua demasiado caliente.

Se trata de una cuestión de tacto, que en el caso de los países con estaciones realmente marcadas a lo largo de año ya que requiere de mucha más atención.

Esto último se debe al simple hecho de que no es lo mismo bañar un niño en plena temporada de invierno que en la de primavera o verano.

¿Cómo medir la temperatura del baño del bebe?

A la hora de establecer la temperatura baño bebé, hoy en día existe una gran diversidad de termómetros para el baño del bebé que pueden realizar esta tarea.

De hecho, muchos de ellos son impermeables, por lo que puedes sumergirlos en la profundidad de la bañera para captar una estimación acertada.

Estos termómetros para calcular la temperatura del baño para el bebé disponen de un diseño que resulta bastante llamativo, ya que algunos están inspirados en peces u otros animales que servirán al niño entretenerse.

Pero más allá de eso, este “juguete” se convierte en el mejor aliado para saber en qué momento la temperatura del agua ha disminuido y resulta más que oportuno retirar al niño de la bañera.

En el caso de que no se tenga a la mano un tipo de termómetro de esta clase, es importante anotar que la temperatura también puede ser calculada con el tacto. Sencillamente lo ideal es que sea agua lo suficientemente tibia y distante de ser estrictamente caliente.

Esta temperatura tibia tampoco debe tender hacia lo frio. Se trata en síntesis de hacer un balance para que el niño no se vea afectado por ninguno de ambos extremos, de manera también que el bebé pueda disfrutar del baño.

temperatura-baño-bebe

Pero por supuesto, el mejor método será siempre contar con un termometro digital para bebé, dada la precisión que pueden ofrecer, además del hecho de que existen cierto tipo de temperaturas a tener en cuenta para temporadas de temperaturas tan intensas como lo es el invierno o el verano.

Temperatura adecuada del agua del baño en invierno y verano

De acuerdo, a la comunidad de médica y pediátrica, la temperatura del baño del bebé en verano, como también en invierno, debe estar entre los 36° a los 38° grados centígrados.

Se trata de una temperatura estable que se encuentra dentro del marco de temperatura que debe tener un bebé.

Por lo que si se tiene en cuenta las condiciones atmosféricas de la estación de verano, entonces lo ideal sería que ésta apunte a los 36° grados.

¿Por qué? Porque al retirar al bebe de la bañera llena de agua, el cuerpo reaccionará al calor del ambiente, lo que influiría en su temperatura, aumentándola en el caso de que sea superior a los 37° grados centígrados.

En cambio, siguiendo esta misma lógica, la temperatura del baño del bebé en invierno debería tender hacia los 38° grados centígrados, para que el frio del ambiente no afecte de manera considerable en el momento del cambio de temperaturas.

Claramente el asunto aquí recae sobre la temperatura del ambiente, por lo que algunos pediatras sugieren que el clima del baño se encuentre entre los 23° a 25° grados centígrados. Para lograr esto, existen ciertas medidas que ayudan a regular la temperatura para que el niño disfrute del baño.

Como regular bien la temperatura del baño del bebe

A la hora de regular la temperatura del baño del bebe, el principal aspecto a tener en cuenta es el tener un termómetro de bebe para el baño, el cual debe ser depositado en el fondo de la bañera antes de abrir la llave del agua. A medida que el agua cae es necesario chequear los índices del termómetro.

Por lo general la temperatura suele ser mucho más alta de lo esperado y es entonces cuando resulta preciso agregar nuevas dosis de agua fría, mientras se sigue observando el termómetro.

Aunque a la larga, muchas veces solo necesitarás de tu propio tacto para identificar la temperatura estable.

patito-para-el-baño-del-niño

Luego, solo tendrás que usar el termómetro como un punto de referencia. En el caso de que se llegue a temperaturas inferiores a los 36° grados centígrados, entonces es necesario agregar de nuevo agua caliente.

Esta última es la razón por la cual muchas familias, en vez de utilizar la misma agua del baño prefieren hervir agua en una olla para realizar un equilibrio de temperaturas mucho más acertado, evitando que el cálculo de temperaturas se convierta en un ir y venir.

El asunto de utilizar el agua caliente de la ducha ayuda también en buena medida a que el ambiente del baño se encuentre entre los 23° y los 25° grados centígrados recomendados.

¿Es bueno bañar al recién nacido después de comer?

Existen muchas preguntas respecto el proceso de baño que debe tener un bebe.

Siendo una de las principales el hecho de si es conveniente bañarlo antes o después de comer. Pero esta es una cuestión en la que también influye el carácter que tendrá el niño durante el baño.

Se sabe que los niños que han sido alimentados previamente se comportarán con mayor tranquilidad y disfrutarán plenamente del baño, a diferencia de los que no lo han hecho, los cuales pueden manifestarse irritados o incluso llegar a llorar.

Lo preferible es entonces no bañarlos cuando estén demasiado hambrientos, por lo que mientras se trate de un baño con agua templada y de un tiempo corto, los resultados serán positivos y no afectando en nada su proceso de digestión.

En tanto muchos bebés suelen defecar justo después de comer, esta es otra de las razones por las cuales sería positivo bañarlos tras alimentarlos.

Finalmente, resulta oportuno decir que los pediatras son enfáticos en que no existe problema al bañarlo de día o de noche.

A esto último hay que agregarle que un buen baño también influye en su comportamiento, ayudando a calmarlos y tener un tipo de sueño más profundo.

VALORA Y COMPARTE

Valoraciones: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 voto, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Deja tu comentario aquí ;)