En esta guía conocerás el uso del termómetro de galio, donde puedes comprarlo online al mejor precio y más información sobre este tipo de instrumento.

Existen todo tipo de termómetros: desde los clásicos de mercurio, pasando por los ambientales y los que operan con gases, hasta llegar a los termómetros digitales.

Por fortuna para muchos, los termómetros de mercurio ya pasaron a la historia debido a sus altos índices de toxicidad.

Y es que nada más para la Unión Europea, a partir del 2014 se sancionó su producción y venta. Tendrías que comprar este producto desde algún país del extranjero para conseguirlo, ya que es prácticamente imposible encontrarlo en una farmacia.

En su reemplazo se dio mayor comercialización al termómetro de galio, el cual opera con la misma lógica, en la cual la temperatura del cuerpo humano se hace cargo de dilatar dicho metal, ajustando su dimensión a línea métrica.

Por lo pronto y probablemente durante mucho tiempo, continuará siendo un producto efectivo y de gran uso, dada su simplicidad y exactitud como termómetro.

Nota: Te recomendamos visitar la sección de termometro bebe, corporal, infrarrojos, basal, para obtener más información relacionada. Puedes hacerlo desde el menú principal.

Comprar el mejor termómetro de galio online

Adquirir un termómetro de galio, resulta bastante fácil. Son muchas las farmacias y supermercados los que lo comercializan con toda la seguridad y los permisos dados por las autoridades sanitarias y de salud.

Como ya se dijo representan un costo relativamente bajo, convirtiéndose en producto portable y fácil de usar.

Aquí te muestro el mejor precio para comprarlo directamente online.

Geratherm Clasico

El Geratherm Clasico es uno de los productos más comercializados en toda Europa.

Su sistema de medición de temperatura puede tardar entre 3 a 4 minutos, dado su diseño.

Al ser adquirido viene en el interior de una caja elegante y sencilla, incluyendo instrucciones de uso.


geratherm-clasico-termometro-galio

Así que si decides comprarlo por internet la caja de metraquilato, provista con una tapa excelente para guardarlo, asegurará su protección de modo que llegue sano y salvo a tu casa.

Tan solo tiene un peso de 100 gramos y sus medidas son: 1 x 1,5 x 13 cm.

ACOFAR Termómetro con galinstan

El Acofar con Galinstan dispone de un diseño de cristal, permite la medición de la temperatura en un tiempo que va de los 3 a 4 minutos, además de ser 100% antialérgico y fácil de lavar.

Su nivel de precisión es 100% exacta, dado que no tiene productos agregados como níquel ni plástico.


acofar-termometro-con-galinstan

Sus características le permiten presentarse como un recurso totalmente higiénico y practico de llevar.

Igual que el anterior, viene en una caja diseñada para su protección y una guía de instrucciones.

Ventajas del termómetro clínico de galio / galinstan frente al de mercurio

Este tipo de termómetros que en esencia son de galistan (que es una aleación entre el galio, el indio y el estaño) son considerados una versión mejorada del termómetro de mercurio. La primera ventaja que tienen es que sus metales tienen muy bajos índices de toxicidad.

Así, esta versión logra reemplazar la utilidad que representaba el mercurio, en tanto éste es un elemento que también se dilata con el calor.

Además, es importante indicar que el diseño de dicho termómetro, es mucho más robusto, evitando así que se fragmente.

Es decir, el cristal en el cual se encuentra el galio y/o galistan, es mucho más grueso.

En el caso de que se caiga el piso, puede romperse, pero el líquido no se esparce de la misma manera como lo representaba la fragilidad del de mercurio.

Por supuesto, el termómetro de galio quedaría inservible, pero dado el grueso del cristal y su carácter compacto, el líquido alcanza a ser retenido por el vidrio en la cámara.

De hecho, en más de una ocasión puede que tengas la suerte de que realmente no se rompa.

A la hora de hablar de la fiabilidad en cuanto a su sistema métrico, se sabe que su precisión es +/- 0,1°.

termometro-de-galio

Para ello, este termómetro trabaja con un indicador de temperaturas que suele estar entre los 32° y los 38° grados centígrados.

Además el costo de un termómetro de esta clase es relativamente bajo. Los más baratos tiene un valor de €5 euros y los más caros estarían en un máximo de €12 euros.

Ecológicamente son un buen producto que además puede ser lavado con mucha facilidad, a diferencia de lo que supone un termómetro digital.

Este es un producto útil de por vida, lo que evita que sea dañado por la humedad o que tengas que reemplazar sus baterías.

Uso y funcionamiento de un termómetro convencional de galio / galinstan

El termómetro de galio, opera con el calor de las personas como termómetro corporal, el cual es transmitido a través del cristal.

La manera de ser utilizado para las personas, es la de ser ubicado bajo la axila durante un periodo de tiempo que suele estar entre los 4 a 5 minutos.

También existen termómetros basales de galio.

Para tomar la temperatura de los bebés, la opción más preferible es la de usarla a través del ano, en tanto a esa edad, como bien se sabe, ellos son más propensos a moverse, lo que afectaría un cálculo adecuado de la temperatura.

Lo que ocurre es que cuando se utiliza la opción rectal, el periodo de estimación de la temperatura tiene un máximo de 1 a 2 minutos.

La delgadez de la punta y el diámetro de ésta misma, no resultará realmente incomoda, hasta el punto que la sensación que experimentará el bebe será nula.

¿Cómo bajar el termómetro?

Ahora bien, el error más común que se cometer cuando se decide hacer retornar el galio a su ubicación inicial, es la de agitar frenéticamente el termómetro como si fuese una varita sinfónica.

De hecho, la rapidez del agite esto no tiene nada que ver con el rápido reinicio del galio.

Lo cierto es que esa es la causa número 1 de porque el termómetro de galio se resbala de las manos y va a fragmentarse en el suelo.

Lo que realmente hay que hacer, es darle movimientos ligeros y suaves tan solo moviendo la muñeca.

A la larga este proceso es bastante similar a sacudir suavemente una bolsita de té. Al cabo de unos minutos ante la temperatura ambiente éste volverá a su posición inicial.

¿Qué hacer si se rompe?

En el caso de que el termómetro de galio se rompa, lo primero que hay que hacer es recogerlo y desecharlo directamente en la basura. Además de lo cual pasar un paño desechable con alcohol antiséptico sobre la superficie.

Tipos de termómetros y más información:

Vídeo sobre el Galio

VALORA Y COMPARTE

Valoraciones: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 voto, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…